HECTOR MILISICH HABLO SOBRE LA HUERTA MUNICIPAL

Huerta Municipal: la satisfacción de ayudar y disfrutar lo que se hace.

Estamos en pleno otoño, y empieza la temporada de guisos, ollas humeantes, comidas sustanciosas y saludables. Para todo eso, hay gente que se dedica de lleno a sembrar, cosechar y repartir gratuitamente verduras y hortalizas.

El Ing. Agrónomo Héctor Milisich, Director de la Huerta Municipal, nos recibió para contarnos qué hacen y cómo lo distribuyen:

-El vendaval nos dejó sin luz, y se nos complica con la mercadería ya cosechada, además se nos cayó el alambre tejido en una extensión de 90 metros de largo. Pero bueno, seguimos trabajando.

-Estamos en plena cosecha de batatas, ya hemos levantado lo que quedaba de la producción de primavera–verano, como los tomates, berenjenas y morrones, y hemos iniciado con la siembra de otoño, que son zanahorias, acelga, cebollas, lechuga, remolacha, cebolla de verdeo. Son las especies de la época.

-Esta Huerta fue creada con dos objetivos: primeramente, abastecer a las personas más vulnerables del distrito. En ese sentido, estamos entregando mercadería a las guarderías de Alberdi, Colonia Alberdi, El Dorado, Alem y Vedia, y también al Refugio para las Víctimas de Violencia de Género. Y el segundo objetivo es capacitar a la gente para que pueda hacer su propia huerta. Tengamos en cuenta que casi todos viven en casas, por lo que hay patios y terrenos donde se podría sembrar y cosechar sus propias verduras. Este último proyecto se vio demorado por la pandemia, pero lo retomaremos y lograremos algo maravilloso para los vecinos, porque es realmente un placer salir al patio y entrar con sus cebollas, sus zanahorias, su acelga, es como que todo tiene otro gustito.

-El año pasado, en el que pudimos trabajar a pleno, se entregó un estimado de 13 toneladas de mercadería, que se reparte en bolsones de acuerdo con lo que vamos cosechando. Esperamos contar en poco tiempo más con un invernadero, que nos permitirá incorporar otro tipo de especies, como los tomates de invierno, lo que ampliaría considerablemente la producción.

-Lo que se produce aquí en la Huerta se entrega en forma gratuita a las instituciones que lo requieren, o en algunos casos a través de los delegados de las localidades. Viene bien aclararlo, porque mucha gente se acerca queriendo comprar las verduras, y es bueno que sepan que el destino no es comercial, sino solidario de parte del Municipio.

Y también es importante destacar que la tarea que realiza el Ing. Milisich es ad honorem, es decir, no cobra por su trabajo. Es un vediense que retornó a su pueblo luego de muchos años, pero se siente agradecido por su infancia y adolescencia pueblerinas, y este es su modo de reconocimiento. Un verdadero ejemplo.